Follow me, baby!

viernes, 15 de enero de 2010

Tu cuerpo me llama, tu mirada me incita... y yo solo sé dejarme llevar por ti, adonde me quieras llevar. Dulce pecado cometo cada vez que no puedo evitar mirarte y sonreír, queriendo sin querer. Tú no me mereces, ni yo a ti, así que parece que estamos empatados... lo que menos mereces por mi parte es una sonrisa, y por eso dudo al sonreírte, pero finalmente lo hago. Es como si volviera a caer siempre en el mismo error. Pero no lo puedo evitar, es superior a mí, eres superior a mí. Te veo y solo siento ganas de tenerte, de correr a abrazarte. Y si perdiera todos los sentidos, excepto el del oído, no me importaría. Porque basta tu voz para que mi risa nazca sin pensar.

6 comentarios:

  1. Waaaw!! Me ha encantado la ultima frase: "Porque basta tu voz para que mi risa nazca sin pensar" *O*

    Saludos Franceses!!

    ResponderEliminar
  2. Chale... se lo que es eso, es interesante recordar mis sentimientos en aquellos años y con ese tipo de persona que tu plasmas en el post.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A veces nos arrastra algo superior hacia alguien. Es mágico :)

    ResponderEliminar
  4. Guau! parece que te despierta todos los sentidos.. em alegro que seas tan felzi amig. Espero ahblar coontigo pronto!
    Besos Lara mía
    :)

    ResponderEliminar
  5. Hay voces que desbocan corazones.

    Muás con un trozo de pastel :)

    ResponderEliminar